Después de reservar un tratamiento, KYROS le pide que respete los horarios programados.

Cualquier retraso corresponde a un tiempo de espera que se computará como parte del tiempo de servicio del Terapeuta, lo que le da derecho a acortar el tiempo dedicado al tratamiento reservado en proporción al retraso observado, sin previo aviso y en caso de no presentación de la cita, después de un retraso de 30 minutos, consideramos cancelado el servicio.